El Colegio Notarial de la Provincia de Misiones se ve en la obligación de poner en conocimiento de toda la población que el atraso en la inscripción de los títulos de propiedad y de los certificados e informes requeridos por todos los notarios se debe única y exclusivamente al retraso existente en el Registro de la Propiedad Inmueble de esta provincia y, en ningún caso, es responsabilidad del escribano, quien una vez ingresado el trámite al registro, no tiene injerencia ni participación activa en el proceso administrativo de inscripción.

Esta demora registral es de más de un año en caso de inscripción de títulos de propiedad, cuando el plazo máximo establecido por la ley es de 30 días. Atraso que también se registra en la expedición de certificados e informes de dominio; este inconveniente acarrea en muchas ocasiones, la caída del otorgamiento de créditos hipotecarios destinados a vivienda y/u otros, ya que estos no pueden ser otorgados sin la debida certificación registral produciendo la paralización del tráfico inmobiliario.

Como organización intermedia y para salir de la situación de crisis que denunciamos este Colegio Notarial, ha colaborado reiteradamente con el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia, intentando colaborar con la regularización.

Misiones es una de las tres provincias a nivel país que registra este tipo de atrasos.

Instamos a la Dirección del Registro de la Propiedad y a las autoridades gubernamentales pertinentes a llevar adelante un plan de contingencia que, a corto plazo, regularice la situación de paralización del tráfico inmobiliario; poniéndonos, tanto el Colegio Notarial de la Provincia y, como así también, todos los notarios de la provincia a su disposición, para la ejecución del mismo.

Con motivo de esto el día 8 de septiembre de 2017 se ha publicado una solicitada en el diario El Territorio y Primera Edición.

 

CONSEJO DIRECTIVO